El impulso y desarrollo de la actividad apícola, mediante la asignatura de Apicultura impartida por la Escuela Profesional de Agronomía FCA de la UNSM, se justifica, no solo por generar ingresos complementarios, así mismo es relevante por los beneficios directos e indirectos como: Miel, polen, propóleos, jalea real, cera, veneno, polinización de cultivos, preservación de la biodiversidad de especies nativas e indicador de condiciones ecológicas óptimas para la vida.