Esta asignatura tiene como propósito formar al futuro profesional de enfermería para que esté en condiciones de analizar y entender el comportamiento humano; teniendo en cuenta los procesos cognoscitivos como la sensación, percepción, atención, memoria, pensamiento y lenguaje, los procesos afectivos como las emociones, sentimientos, estados de ánimo, pasiones y los procesos conativos y volitivos como la motivación y voluntad. Se considera sus bases biológicas, las alteraciones conductuales en cada proceso con el fin de evitar desajustes en el desarrollo personal y mental. Se toma en cuenta los constructos teóricos como la inteligencia, el aprendizaje, y la personalidad que se encuentran íntimamente relacionados a los procesos psicológicos y así tener una visión amplia sobre el comportamiento humano.