La asignatura de Medicina Legal se caracteriza por ser una ciencia de aplicación,  es compleja  y polimorfa en su constitución, ya que es integrada por distintas ramas del conocimiento, es heterogénea en sus propósitos concretos,  es decir que su material de estudio es muy variado, puesto como ejemplo lo mismo que se investiga en una mancha también tiene interpretación toxicológica, pero siempre buscando la verdad, y como elemento distintivo, a pesar de ser una especialidad médica, no tiene como fin curar enfermos. Por tanto, su importancia, en la enseñanza a los futuros abogados, como ciencia auxiliar del Derecho.